El ventanuco, 2006.

Actualidad y opinión sobre El Valle de Mena

 
 

Valle de Mena.      

 
 

Ventanuco
junio

Sugerencias (Libros...)

Actividades
(Exposiciones...)

Próximas Excursiones

Recuerdos (Fotos...)

Opiniones Recibidas

Otras WEB

Ventanucos pasados

 
 

 
  FOTOS MONOGRÁFICOS 2005: VALLE DE MENA Y MERINDADES.
 
     
 

¡Ojo avizor!: Llegan nuevos vecinos
 

 

                La casa de la señora Micaela se puso en venta, el cartel de “SE VENDE” estaba ya descolorido de tanto mirarlo. La vivienda es como cualquier casa menesa.

 Hay que reconocer que la casa menesa es un poco insulsa. Cuatro paredes limpias, con escasos vanos y un poco de terreno a su lado ¡eso sí, de buena piedra!. Carece de recovecos, de porches, solanas, galerías, en definitiva, de esos rincones tan acogedores que tienen las casas cántabras. 

En medio del pueblo, orientada al mediodía pero pegadita a La Peña, la casa de la señora Micaela se abría para acoger a nuevos dueños.

Los seis vecinos del pueblo observaban desde la distancia pero sin perder un detalle de lo que se avecinaba. Claro que para cuando llegaron los nuevos ya estaban al tanto de todos los detalles sobre ellos.

En principio, venían solo los fines de semana y vacaciones pero cuando la abuela se fue a vivir con ellos, decidieron instalarse definitivamente en el valle.

Acudieron a sus primeros concejos en el pueblo ilusionados pensando que se podían realizar varias mejoras para el bienestar del pueblo ¡¡¡Que ilusos!!1

En verano, el agua escasea pero no es por cantidad sino por fugas en la red y abusos en el riego. En cuanto se tocaba el tema de mejorar la tubería del agua solo el nuevo estaba dispuesto a poner dinero.

Ahora a él no le escasea el agua ya que construyó un pozo y a  parte  recoge las aguas de lluvia en un depósito y es que con dinero todo es más fácil.

Ya no van a los concejos, mandan a la abuela.

Los primeros años, los nuevos vecinos pedían consejo a sus convecinos a la hora de sembrar la huerta y aún recuerdan como fueron a sembrar las alubias según los criterios de un vecino que les dijo que sólo colocasen una alubia en cada surco, cuando todos sabemos que hay que echar por lo menos cinco y claro las alubias no dieron su fruto.

Si colocaban macetas con plantas en la fachada de la casa al poco tiempo aparecían secas, alguien se dedicaba a fumigarlas con herbicida.

Acabaron vallando la delantera y colocando seto artificial.

Poco a poco se fueron aislando del pueblo y hoy viven encantados en su casa pero todo de puertas hacia adentro.

 Y hay veces que me dicen:- Mena tiene un hermoso paisaje pero muy mal paisanaje.

A lo que yo les respondo: - En Mena hay de todo como en botica y si no os gusta ya sabéis donde está la puerta.


NOTA: En otro ventanuco mostraremos la otra cara de la moneda, que es la más habitual: los que llegan nuevos y se creen con todos los derechos y ninguna obligación.

 

BRAVOS Y MORRILLAZOS.
 

UN BRAVO por el día de la Patrona, la Virgen de Cantonad. El lunes 8 de mayo fue como siempre: sencillo y emotivo.


BRAVO por la belleza paisajística del valle. Creo que más belleza es imposible y hay que disfrutarla ahora antes que la vorágine del “chalete adosado, acosado” rompa el equilibrio entre el medioambiente y el mediohabitado.


BRAVO por la coincidencia ocurrida en Frómista.

Después de contemplar la maravilla de la iglesia románica de Frómista en Palencia, estábamos un grupo de 40 personas sentadas en un parque justo al lado del canal de Castilla y lugar de paso de los peregrinos hacia Santiago.

Y coinciden en la misma mesa, la primera propietaria de una casa de Mena y la actual propietaria. No se conocían de nada y hablando entre ellas resultó que las dos estaban relacionadas con la casa. La actual propietaria es una señora de Cuba.


UN MORRILLAZO DE PIEDRA CALIZA DE LA PEÑA MÁS UN PEDRUSCO DE ARENISCA DEL ORDUNTE PARA LA MALDAD Y EGOISMO EN LA SIGUIENTE SITUACIÓN:

La compañía eléctrica Iberdrola tenía que colocar dos postes de suministro eléctrico para una casa que se está rehabilitando y sin mediar palabra colocó los postes en un lateral de un camino vecinal. Un camino vecinal, que de no ser por el trasiego durante 7 años que esta servidora y la yegua recorren a diario, estaría más que cerrado de maleza. Pues se ha armado la marimorena. Primero porque Iberdrola no pidió permiso al pueblo. Segundo porque, al parecer, la ubicación de los postes perjudicaba sobremanera al camino (que hasta ahora estaba olvidado por todos). Y tercero, también al parecer, perjudicaba a dos vecinos que tienen fincas justo al lado de los postes.

Los postes se han quitado pero lo mejor viene ahora. ¿Dónde se han colocado ahora?

Pues uno dentro del terreno del propietario que más protestaba. Resulta que antes le molestaba el poste fuera de su terreno y hoy está encantado con el artilugio dentro de su propiedad.

¿A que se debe ese cambio de actitud?


 
     
 

Ir a El Ventanuco