El ventanuco, 2005.

Actualidad y opinión sobre El Valle de Mena

 
 

 

Valle de Mena.      

 
 

Ventanuco
septiembre

Sugerencias (Libros...)

Actividades
(Exposiciones...)

Próximas Excursiones

Recuerdos (Fotos...)

Opiniones Recibidas

Otras WEB

Ventanucos pasados

 
 
 

MONOGRAFICOS “VALLE DE MENA” SEXTA EDICIÓN AÑO 2005.

 

COMENZAMOS A MEDIADOS DEL MES DE JULIO CON DOS SALIDAS SEMANALES. UNA POR EL VALLE DE MENA Y LA OTRA POR LAS MERINDADES

 


“El instinto y el destino”
 

              Hace un tiempo, exactamente dieciséis años, que le vi por primera vez, en una exposición de fotografía.
Yo estaba dentro de la sala, cuando entró por la puerta, venía solo como le he visto a lo largo de todo este tiempo. Miró las fotos una por una sin detenerse demasiado. Ni una sola vez observó a los que estábamos en el lugar. Yo, si le observé a él: era moreno como un gitano, delgado y más zarrapastroso imposible pero tremendamente atractivo.
Salió de la sala y se marchó en una bici tan descacharrada como él. ¡vamos que la bici le venía como anillo al dedo!
Quedé maravillada de aquel hombre y pensé: - ¡Algún día vendrá a recorrer el valle conmigo!.
Un buen día encontré la peculiar bici apoyada en la pared de una casa y en otra ocasión le vi a él en la misma casa haciendo labores en el jardín. Una mañana nos cruzamos en un callejón, ni tan siquiera me miró.
Pero una mañana del verano del 2004, a las 9h, cuando estaba revisando la lista de las personas que participaban en un monográfico de montaña  (La Peña), apareció.
Había mucha gente y yo no sabía ni su nombre ni apellido.
Le veía como se acercaba y pensaba: - ¡Aquí llega!
Cuando ya estaba cada vez más cerca y le observé bien no daba crédito a lo que veía: Apareció pertrechado con una bota de vino colgada al hombro y una vara de avellano, estos eran todos sus enseres para una travesía por la Peña con calor y ocho horas de caminata.
Pensé :- Tarda quince años en aparecer y se presenta de esta guisa. ¿Qué se creerá este que es la Peña? ¿ Se creerá que con el vino está todo solucionado?
Y me acordé de un vecino de Villasuso que cuando volvía borracho a casa
decía: -Dicen que el vino da fuerzas y yo me vengo cayendo.
Por primera vez le veía de cerca. Muchas canas sobresalían ya por entre su pelo negro, demasiadas arrugas en su rostro y algo demacrado pero no había perdido un ápice de su atractivo.
No hice ningún comentario de su indumentaria pero pensé: - Este, hoy acaba en parihuela.
Comenzamos la travesía por la Peña, yo me centré en mi trabajo con el firme propósito de no acercarme a él para nada y menos observarle. El calor y los fuertes desniveles agotaban al personal pero no hay como hacer paradas para comentar la belleza de todo lo que se presenta a nuestros ojos y aquel día La Peña se mostraba espléndida. Este es el mejor reconstituyente.
Alguna vez, pocas, se acercó a mi para preguntarme o comentarme algo relacionado con la Peña.
Supe que es un “híbrido” de losina y menés y que vive muy lejos del valle pero cada vez que puede pasa largas estancias en él. Viaja continuamente por todo el mundo y muchas veces a países donde la pobreza, las catástrofes y sobre todo la enfermedad se ceban con el ser humano.
Si su físico es atractivo no lo es menos su persona.
Todo el grupo se comunicaba como si se conociesen de toda la vida y eso hizo mi trabajo mucho más fácil y gratificante. En las paradas para los tentempiés, me imagino que, alguien compartiría comida con él y él vino con los demás.
Las pocas veces que coincidí con él, a lo largo de tantas horas, caminaba estupendamente, claro que la carga no le pesaba. Y el destino o no se quién  quiso que la última media hora caminásemos juntos.
El instinto me dice que llegaremos a cultivar una buena amistad, solo espero que no pasen otros quince años.

 


BRAVOS Y MORRILLAZOS

 

BRAVO por la iglesia románica de San Pelayo de Ayega (Mena) por fin han comenzado las obras de restauración. Cuando esté totalmente restaurada será un placer contemplar un “capricho románico”. Es mi favorita por su sencillez, belleza e historia. Es una pena que algún ladrón robó los capiteles de la ventana del interior del ábside. ¿Los devolverá algún día o la maldición se cebará con él?.
 



UN BRAVO Y UN LEVE MORRILLLAZO PARA LAS DOS PINTADAS QUE OBSERVAMOS EN ESPINOSA DE LOS MONTEROS Y EN EL TÚNEL DE LA ENGAÑA. Un leve morcillazo porque me parece que no es muy correcto ir embadurnando paredes pero un bravo por la originalidad y el mensaje que transmiten.



 



BRAVO POR TODAS AQUELLAS PERSONAS que cuanto más difícil les ponen las cosas otras personas (muchas veces por envidias y maldad) ellas son como el Ave Fénix: salen a floten con más fuerza y brillo.
 



BRAVO POR EL INSTINTO. Hace unos años alguien me habló de una persona que conoce muy bien todo lo relacionado con la cúpula celeste. Sin que nadie me dijese quién era, este mes en cuanto lo ví supe que era él. Fue nuestro guía de las estrellas en el monográfico de la luna llena. Una noche mágica para no olvidar.


 


MORRILLAZO EN FORMA DE CHOPO para la tala a matarrasa de los chopos de este parque. Dicen que lo han cortado porque los árboles estaban en malas condiciones y que en breve plantarán otros. Solo hay que esperar para ver si plantan chopos o “chaletes adosados”.

   
 
     
 

Ir a El Ventanuco